Enfermedades de la piel
click para más información

 

ACNé

Es el término que se utiliza para designar los poros tapados (puntos negros o espinillas y puntos blancos), granitos y protuberancias más profundas (quistes y nódulos) que se producen en la cara, el cuello, el pecho, la espalda, los hombros e incluso en la parte superior de los brazos. La mayoría de los adolescentes padecen de alguna forma de acné. No obstante, los adultos que poseen entre 20 y 30 anos de edad, e incluso aquellos de más de 40 anos pueden presentar acné. El acné a menudo desaparece luego de varios años sin necesidad de tratamiento, pero es una etapa a la que nadie quiere volver. El acné sin tratar puede dejar marcas, las cuales también pueden ser tratadas por su dermatólogo.

En los casos en que no se trata de una condición que pone en peligro su vida, el acné puede resultar molesto y desfigurar su aspecto. El acné también puede conducir a la aparición de cicatrices serias y permanentes.

¿Como se forma el acné?

Las hormonas masculinas que se encuentran tanto en el hombre como en la mujer aumentan durante la adolescencia (pubertad), estimulando y agrandando las glándulas sebáceas de la piel. En raras oportunidades el acné puede deberse a un desequilibrio hormonal. Estas glándulas se encuentran en zonas donde es común el acné (el rostro, la parte superior de la espalda y el pecho). Las glándulas sebáceas están conectadas a un canal piloso llamado folículo. Las glándulas sebáceas fabrican una sustancia oleosa llamada sebo que llega a la superficie de la piel a través de la abertura que el folículo posee en la superficie. La abertura del folículo piloso a veces recibe el nombre de poro.

La grasa de la piel (sebo) provoca que las células del revestimiento folicular secreten más rápidamente y se aglutinen formando un tapón en la abertura del folículo piloso. En esa mezcla de grasa y células presente en el folículo crecen bacterias. Estas bacterias producen agentes químicos que estimulan la inflamación y causan una ruptura de la pared del folículo. El sebo, las bacterias y las células epidérmicas derramadas se vierten en la piel provocando enrojecimiento, hinchazón y pus - un granito.

La limpieza
La parte negra de un punto negro (espinilla) no es suciedad, sino que se trata del sebo seco y las células dérmicas derramadas en las aberturas de los folículos pilosos. Para el cuidado normal de su piel, lávese la cara con jabón suave (indicado por su dermatólogo) y agua tibia dos veces al día. El acné no es provocado por la suciedad. Si efectúa la limpieza demasiado a menudo o en forma vigorosa, ello podrá empeorar el acné. También se recomienda lavarse el cabello con regularidad. Si tiene el cabello graso, quizás deba lavarlo con mayor frecuencia. Su dermatólogo podrá recomendarle la mejor rutina para el lavado de la cara y el cabello.
Los hombres que presentan acné deberían probar con una máquina de afeitar tanto mecánica como eléctrica a los efectos de comprobar cual les resulta mas cómoda. Si usted utiliza una maquina de afeitar, ablande su barba con agua tibia y jabón antes de aplicar la crema de afeitar. Para evitar que se produzcan cortes sobre los granitos, aféitese lo más suavemente posible. Aféitese solamente cuando sea necesario, y siempre utilice una hoja de afeitar afilada.
La dieta
El acné no es provocado por el tipo de comidas que usted ingiere. Los dermatólogos poseen opiniones diferentes respecto de la importancia de la dieta en el manejo del acné. Hay algo que si es seguro; una dieta estricta por si sola no va a limpiar su piel. No obstante, si hay ciertas comidas que parecen empeorar su acné; entonces trate de evitarlas. Pero sea cauteloso a la hora de establecer conclusiones, ya que el acné podrá mejorar o empeorar por si solo. Siempre es importante ingerir una dieta bien balanceada.
La exposición a los rayos solares
El bronceado puede ocultar su acné, pero los beneficios son temporales. Debido a que los rayos solares provocan el envejecimiento de la piel y pueden causar cáncer de la piel, usted no debería abusar del sol, "achicharrarse al sol" ni utilizar lámparas solares. Elija un filtro solar que no sea graso como un gel o una loción liviana.
Los cosméticos

Si usted utiliza una base liquida o un humectante, busque aquellos que no sean grasos y que solo sean a base de agua. Elija productos que no produzcan comedones (que no provoquen la aparición de puntos negros o granitos) o que no produzcan acné. Quite su maquillaje todas las noches con agua y jabón.

Una loción para el acné coloreada con el mismo tono de piel y que contengan sustancias "antiacné" puede ocultar las imperfecciones sin riesgos. Los polvos mezclados con un producto no graso también resultan efectivos para cubrir su rostro. Proteja su rostro cuando se aplique laca o gel en su cabello.

El tratamiento

El control del acne es un proceso constante. Todos los tratamientos del acné resultan efectivos si se previene la formación del nuevo acne. Las imperfecciones existentes deberán cicatrizar solas. Las mejoras requieren de tiempo. Si su acne no mejoró luego de 6 a 8 semanas, quizás entonces deba efectuar algún cambio en su tratamiento.
El tratamiento que su dermatólogo le recomiende variará de acuerdo con su tipo de acné. Ocasionalmente podrá producirse una erupción parecida al acné debido a otra causa - como el maquillaje o las lociones o debido a medicación por vía oral. Es importante que ayude a su dermatólogo proporcionándole los detalles de aquello que usted utiliza sobre su piel o ingiere.

Muchas de las lociones y cremas para el acné que se venden sin receta médica ayudan en los casos de acné leve. Sin embargo, algunas podrán resecar su piel si se usan demasiado a menudo. Si usted utiliza estos productos, siga las instrucciones cuidadosamente.

Su dermatólogo podrá recetarle cremas para colocar en la zona afectada, geles o lociones con ácido de vitamina A o peróxido de benzoílo para ayudar a desbloquear los poros y reducir las bacterias. Estos productos pueden provocar sequedad y descamado. Su dermatólogo lo asesorará sobre el uso correcto de los mismos y cómo manejar los efectos secundarios que se puedan presentar.

También existen antibióticos que se aplican sobre la piel. Estos se utilizan en los casos menos severos de acné. Cuando existen grandes bultos rojos (quistes), el dermatólogo podrá inyectar cortisona directamente en el bulto para ayudarlo a desparecer.
Eventualmente su medico podrá realizarle procedimientos de consultorio que ayudan al tratamiento como son la limpieza de cutis y los peelings.
Los antibióticos que se ingieren por boca se prescriben con frecuencia para los casos moderados o severos. Ellos ayudan a disminuir la presencia de bacterias y a disminuir directamente el enrojecimiento y las pústulas.
Algunas pastillas anticonceptivas pueden ser utilizadas en mujeres con acné. En casos de acné severo pueden utilizarse otros fármacos. Estos pueden incluir medicación que disminuya los efectos de las hormonas masculinas. Existe otra medicación oral, la ISOTRETINOINA, que se utiliza para algunos casos específicos de acné.
Los pacientes que utilicen isotretinoína deberán comprender enteramente los efectos secundarios de este fármaco. Se necesitan consultas de seguimiento frecuentes para controlar los efectos secundarios del mismo. Es absolutamente necesaria la prevención frente a posibles embarazos, ya que el fármaco provoca serios defectos de nacimiento si es ingerido durante el embarazo.

El tratamiento de las cicatrices provocadas por el acné
Existen múltiples alternativas para las cicatrices del acné. Entre ellas están los peelings, la microdermoabrasión, la dermoabrasión. El subsición y la exéresis quirúrgica.
Además los productos de relleno o grasa puede elevar cicatrices. La combinación de algunos métodos puede provocar diferencias notables en el aspecto de estas cicatrices.

 

Inicio | Quienes somos | Contactenos | Diseño por: TechCom